Niños hiperactivos en el aula

Niños hiperactivos en el aula

Quizá nos sintamos intranquilos porque tenemos un chico que en particular no se tranquiliza fácilmente en clase o porque no se puede quedar tranquilo, y tal vez también hemos tratado con todas las técnicas de enseñanza que conozcamos pero nada nos haya funcionado y esto nos haga preguntarnos ¿es un niño hiperactivo?

Veamos algunas características que nos ayudarán a identificar la hiperactividad en el alumno, y además propuestas para lidiar con este comportamiento que puede afectar bastante el desempeño académico de los chicos.

Qué es un niño hiperactivo

En primer lugar como educadoras y como padres debemos saber que un niño hiperactivo no es aquel que tras comer chocolate, tomar cafeína en refrescos o consumir altas cantidades de azúcar se comporta de manera acelerada e inquieta, ya que en la mayoría de los chicos estos excesos se manifiestan de esta manera.

Un niño hiperactivo es aquel que pese a no tener estímulos evidentes, su comportamiento es siempre inquieto y no puede mantenerse tranquilo en ningún tipo de actividad. Es una condición que en ocasiones necesita de terapia o de medicamento, pero eso solamente lo determinará un médico especializado.

Qué problemas presenta en la escuela un niño hiperactivo

Como muchas de las actividades escolares son tranquilas como leer, realizar ejercicios de diversas materias o escuchar al profesor, los chicos con hiperactividad generan problemas que se manifiestan en conducta, en bajas calificaciones y poca atención en las clases o falta de concentración.

hiperactividadinfantil1

Lo anterior se puede confundir con un chico problema o un “mal alumno” pero en realidad se debe a este problema de conducta con un trasfondo neurológico que debe ser tratado por un especialista. Otras conductas en el aula del niño hiperactivo pueden ser:

  • El niño es impulsivo físicamente
  • El niño habla y actúa sin pensar
  • Puede ser agresivo
  • Puede sentirse frustrado
  • Puede desarrollar déficit de atención
  • Puede presentar ansiedad y depresión

Cómo controlar a un niño hiperactivo: Trabajo conjunto con los padres

Como lo hemos dicho y nos interesa recalcar, un niño hiperactivo no es un mal alumno aunque varios de ellos caigan en actividades ilícitas en las escuelas como producto de su constante inquietud, sino que son chicos que no llevan un tratamiento adecuado.

Como educadores debemos tener un ojo aguzado para identificar este trastorno en los chicos y canalizar nuestras preocupaciones a sus padres a fin de que ellos mismos tomen manos en el asunto para solucionar junto con un profesional la hiperactividad del niño.

Se sabe que no siempre es necesario medicamentos sino terapias donde las artes cumplen un papel muy importante, así como los deportes y las actividades extraescolares que ayudan a canalizar toda la energía de los chicos por medio de realizar actividades disciplinadas como pintar, jugar un deporte con reglas, aprender a cantar o concentrarse en entrenar.


Como siempre el trabajo conjunto de padres y educadores, y además en este caso de especialistas en la materia, hará que cualquier problema de hiperactividad en los chicos se regularice y este deje de afectar su desempeño académico o de comportamiento en el aula.


 

Dejar un comentario

*