MI CUERPO Y YO

MI CUERPO Y YO

Uno de los grandes aprendizajes de los niños en la etapa preescolar es el conocimiento del cuerpo. El objetivo es lograr que el niño reflexione sobre su esquema corporal y las posibilidades de movimiento que éste permite como así también las limitaciones que tiene.

En este sentido el juego didáctico cumple un rol muy importante ya que permite una visualización diferente del cuerpo y es una gran ayuda para que el niño tome conciencia de cómo es su organismo.

MI CUERPO Y YO 1El juego más sencillo que se encuentra para este tipo de actividades y el que se utiliza en un principio es el puzle o rompecabezas con las secciones: cabeza, tronco con extremidades superiores y extremidades inferiores en la última sección. En un paso posterior el rompecabezas puede ser de piezas más pequeñas. Otra posibilidad es que estos rompecabezas vengan con niños vestidos o sin ropa de modo que pueda ser trabajado el cuerpo reconociendo también la sexualidad. Es importante que el niño aprenda las diferencias de una manera natural ya que no tiene prejuicios sobre ellas.

Al ir avanzando la enseñanza en  este sentido, existe un juego didáctico que permite al niño completar la figura humana ya que consta de una silueta en una pantalla que, por medio de un lápiz, se pueden dibujar las partes que faltan como boca, ojos, dedos, etc. Esta pantalla permite ser borrada para que el juego pueda iniciarse nuevamente. Aquí también existe la posibilidad de vestir al dibujo admitiendo que el niño reflexione sobre la ropa que usa y la manera en que se pone y se quita cada prenda. También se puede encontrar este tipo de juego en madera y goma.

MI CUERPO Y YO 2Paralelamente, se trabaja el movimiento del cuerpo teniendo aquí un sinnúmero de actividades para realizar. Entre las más sencillas está el juego del muñeco de trapo donde los niños irán imitando los movimientos de un muñeco que acciona el docente. Este muñeco puede tener distintas dimensiones para visualizar movimientos grandes (movimiento de brazos o piernas) o movimientos pequeños como el de las articulaciones. El tamaño del muñeco hace que el niño vea con mayor claridad lo que se pide, sobre todo cuando se trabaja en grupos grandes.

El trabajo con el cuerpo comienza en preescolar y continúa en la primaria por la cantidad de posibilidades que ofrece ya que el niño va creciendo y el conocimiento del cuerpo se va ampliando haciéndose cada vez más complejo.

Dejar un comentario

*