Los nuevos juegos educativos, una herramienta más para las educadoras

Los nuevos juegos educativos, una herramienta más para las educadoras

El aula es considerada cada día con menos rigidez, un recinto de seriedad y disciplina total donde no hay lugar para juegos y diversiones, de hecho, afortunadamente ese modelo de aula que hace apenas unos cincuenta años atrás estaba vigente, hoy en día es prácticamente obsoleto y nadie lo aplica. Aunque evidentemente reconocemos la importancia de la disciplina y la seriedad formal en el aprendizaje, no podemos dejar de considerar que la educación que se asiste con juegos y dinámicas lúdicos gana mucha popularidad con los chicos y los hace amar el proceso de aprendizaje.

Juegos educativos hoy

Hoy que los juegos educativos los podemos emplear desde tablets y computadoras, los procesos de aprender divirtiéndose son más tranquilos y fáciles de supervisar, ya que cada alumno puede realizar un juego sobre contar, aprender matemáticas o inglés desde su lugar en el aula y desde su dispositivo tecnológico. Que mientras se mantenga supervisado por la red escolar, es una herramienta de aprendizaje poderosa y que le permite concentrarse.

Nos gustaría hacer énfasis en ese “concentrarse” que apenas tocamos anteriormente, porque si bien es cierto la red es un lugar lleno de contenido sobre diversos temas, plataformas donde aprender competencias, y portales de aprendizaje destinados a enseñar interactivamente, los chicos en casa tienen distracciones como labores, padres, hermanos y otros dispositivos, así como la misma pantalla donde aprender revisando las redes sociales se entorpece. En el aula en cambio, nosotros como educadoras y educadores, mantenemos la mirada del chico fija en un solo juego, evitando que el objetivo de aprender se vea minado por el mundo exterior y la misma web.

educadoras1

Aprender de forma lúdica, si bien es cierto no se puede emplear a diario y a toda hora, sí puede ser una manera de reafirmar y repasar conocimientos, así como enseñar otro tipo de competencias a los chicos que los ayuda en su formación integral como lo es la pintura que les enseña sobre espacios y formas, la literatura que les da conocimientos sobre redacción, o las nuevas tecnologías que les permite usar la red como una herramienta de conocimiento y no solamente como entretenimiento.

No olvidemos los juegos tradicionales

Pero no las olvidemos los juegos tradicionales y con los que crecimos, porque por increíble que parezca, en medio de tablets, celulares inteligentes y laptops, los chicos cuando se les presenta un juego de mesa, un ábaco o un juego de memoria con fichas como los que hemos usados las educadoras toda nuestra vida profesional, pasa que los chicos se emocionan por el tipo de convivencia que existe en estos juegos, donde reír, hablar y bromear con sus compañeros es parte de la educación que reciben.

Entre los juegos de mesa o más tradicionales que no podemos dejar fuera del aula podemos encontrar:

  • Scrabble o juego de formar palabras
  • Maratón o juegos de preguntas variadas
  • Juegos de construcción como Lego
  • Juegos de lógica y reacción como el dominó

Sabemos que la educación por sí misma es divertida pues saber rompe nuestro aburrimiento, nos abre las puertas a la imaginación y nos ayuda a reconocer más y más valores en la vida, pero, si procesos de aprendizaje metódicos como las matemáticas que no gozan de buena reputación entre los chicos se pueden tornar más divertidos, sabemos que aprenderán amando el saber y el proceso de adquirirlo.


 

 

Dejar un comentario

*