Internet y aprendizaje, todo está en la supervisión de los padres

Internet y aprendizaje, todo está en la supervisión de los padres

Si bien es cierto se habla mucho sobre las nuevas tecnologías y la educación y sobre cómo estas ayudan a los maestros y educadoras a crear nuevas maneras didácticas para sus alumnos, también se habla de cómo celulares, tabletas y laptops han hecho que los chicos pierdan el interés por aprender o hayan modificado su nivel de atención.

Y es que las nuevas tecnologías sí que han cambado nuestro mundo, pero esto no tiene por qué ser necesariamente algo negativo. Pero bueno, primeramente veamos cómo las nuevas tecnologías sí han afectado el desarrollo y desempeño académico de los niños y adolescentes en estos días.

Celulares y tablets dentro de las aulas

Comparar la televisión con los nuevos dispositivos móviles es no hacerle justicia a este tipo de tecnologías porque la televisión exige pasividad, ver y nada más, a comparación de notebooks o celulares que son interactivos y en los cuales tocamos, vemos, escuchamos, leemos y demás acciones.

En base a esto no se pierde la atención en clase por enajenación sino por múltiples tareas que los chicos realizan como ver redes sociales, contestar mensajes vía WhatsApp o ver videos. Lo cual es un arma de dos filos pues si bien es cierto tenemos chicos más atentos a múltiples temas, estos se distraen mucho más fácilmente.

celularesen el aula1

Internet y aprendizaje, todo está en la supervisión de los padres

Pero bueno, no podemos decir que las nueva tecnologías son las que entorpecen el aprendizaje de los niños y adolescentes ya que en sí la supervisión es lo que torna unas horas frente a la laptop un proceso de conocimiento o uno de ocio, ya que como padres es nuestra responsabilidad no solamente cuidar que los chicos vean, lean, y escuchen cosas por internet que sean apropiadas a su edad, sino también asegurarnos de que estas son educativas o por lo menos, no son ociosas.

Y en ese sentido no queremos decir que siempre se encuentren en un estado de educación tal como el que llevan a cabo en las instituciones escolares, sino que podemos jugar un karaoke con ellos o fomentar este juego entre sus hermanos si esto les ayuda a conocer otro idioma, dominar la pronunciación de este y conocer su gramática, sí, todo eso con tan sólo jugar karaoke.

Además, no solamente nos corresponde que las actividades que realizan en el día sean formativas sino supervisar el uso de internet para que los chicos no se enfoquen solamente en el uso de este como una forma de pasar el tiempo, sino en ver la red como un lugar de entretenimiento estimulante al intelecto al preferir jugar un videojuego que ejercita su capacidad mental como un RPG o uno musical a por ejemplo, ver FAILS o perder el tiempo en redes sociales.


Como podemos ver no se trata de satanizar las redes sociales y asumir que estas son las que vuelven flojos o malos estudiantes a los chicos, sino que al igual que pasó con la televisión, si no supervisamos el contenido de lo que ven, no podremos utilizar como herramienta el internet que hoy es tan primordial como respirar.


 

Dejar un comentario

*