Galletitas y fracciones, una forma deliciosa de aprender matemáticas

Galletitas y fracciones, una forma deliciosa de aprender matemáticas

Eso de sumar una manzana con otra manzana es todo un clásico para mostrar a los chicos las primeras enseñanzas matemáticas en su edad temprana, pero qué rico hubiera sido usar manzanas de verdad y hasta enseñar también nutrición y alimentación saludable. Hoy tenemos una manera rica de perderle el miedo a las matemáticas desde niños y en casa porque la asociaremos con deliciosos momentos en familia al enseñarles fracciones por medio de cocinar unas ricas galletas caseras.

Aprender fracciones preparando galletas

Todos amamos las galletitas caseras, pero cuando estas nos enseñan fracciones es más útil prepáralas junto a los niños del hogar. Basta con tomar las tacitas medidoras, esas que dicen 1 taza, ¾, ½, y ¼, y no usar la medida como una taza sino como “un entero”, y usar expresiones como agrega ¼ de entero de leche, ½ de entero de mantequilla.

El aprendizaje de la manera anterior es funcional y lo emplean al momento, mucho menos abstracto que el explicado en clase con las figuras geométricas y por ende es más fácil para los niños asimilarlo al momento. Además no sentirán que aprenden de forma aburrida y eso también trae mucho placer al educarse.

Si no cuentas con una receta para hacer esta rica experiencia matemática con los pequeños, aquí te dejamos una receta deliciosa y sencilla, ideal para enfocarnos en la enseñanza y no en las galletas en sí. Además es una receta nutritiva porque contiene avena en abundancia.

matematicas1

Cómo reafirmar lo aprendido

Si vemos que la expectativa y la diversión de cocinar no deja a los niños prestar mucha atención al momento de aprender fracciones por medio de hacer galletitas, reforcemos la información en cada ocasión que tengamos en esa tarde que dediquemos a esta actividad.

Por ejemplo, podemos usar también las medidas de cucharadas al momento de cocinar, y una vez listas las galletas pídeles que te muestren una galleta trozada en tercios y sirvan los vasos de leche en medios. De esta manera será imposible que en una tarde de preparar galletas no aprendan a la perfección las fracciones básicas.

matematicas1

Qué más aprende el chico

Las matemáticas son suficiente enseñanza en este recurso que tenemos para ti, pero además los niños aprenden la importancia del trabajo en equipo pues necesitan de la supervisión de un adulto, así como refuerza los lazos con amiguitos o hermanos si hacemos esto entre varios chicos.

Además de aprender fracciones aprende sobre economía del hogar y sobre alimentación y disciplina. Y si tenemos que aportar más conocimientos de las matemáticas podemos tomar cada ingrediente, investigar sobre su contenido neto y pedir a los niños que deduzcan numéricamente cuánto es un cuarto de por ejemplo, un kilo de harina.


Es increíble cómo la educación se puede adaptar tanto a cualquier actividad que realicemos y cómo el mundo de las matemáticas nos rodea más comúnmente de lo que podemos imaginar. No dejemos pasar más tiempo y realicemos esta deliciosa forma de aprender fracciones con los niños del hogar.


 

Dejar un comentario

*