Enseñanza y percepción social

Enseñanza y percepción social

La educación está mal percibida, desde las primarias hasta las universidades. Los alumnos en múltiples ocasiones son objeto de críticas y burlas por parte de sus compañeros que ven la actividad de aprender como algo ñoño y sólo de “celebritos”, lo cual es una cuestión totalmente prejuiciosa dado el alto nivel de percepción educativa inherente del niño en su etapa de desarrollo hasta llegar a adulto donde este siente curiosidad por todo lo que lo rodea.

Este prejuicio del que hablamos para la educación, se desplaza no sólo a la enseñanza (y nos atrevemos a decir que también a las actividades creativas), sino que forma parte de la apreciación social que rodea a los chicos ya que la televisión, la cultura en la red y demás medios de comunicación enseñan al niño que las actividades educativas como leer, visitar bibliotecas, museos o aprender idiomas,  son aburridas o complicadas, sólo pertenecientes a la apreciación que un adulto puede tener sobre ellas.

Enseñanza de las artes, las más afectadas

Los talleres dedicados a la educación artística en la mayoría de las ocasiones se encuentran fuera de la escuela. Estos talleres o bien se imparten en centros culturales o bien son dirigidos a través de clases particulares de un maestro especializado o no.

Lo anterior tiene un precio extra que implica que las clases menos beneficiadas de la estructura económica no puedan tener en la mayoría de las ocasiones acceso a este tipo de educación que engloba una formación más completa para el estudiante en todas las etapas de su vida.

maestrafeliz

También es importante señalar que los centros culturales o academias pocas veces ven en una clase de creación literaria, pintura o danza, una fuente de competencias para el estudiantes, sino más bien una actividad remunerable que les representa ganancias como institución pues como lo dijimos, estas clases no son gratuitas.

Y siguen de cualquier modo los chicos, rechazando la idea de la enseñanza a menos que sea un instrumento “cool” como la guitarra eléctrica, o una materia donde juegan como la educación física; y no ven la enseñanza como algo que les repercuta buenas cosas a futuro.

Pero bueno, por qué es bueno cambiar esta percepción

Porque  la educación en general aporta múltiples beneficios en el alumno que vemos evidentemente como saber leer, hacer sus deberes y conocer sobre el mundo en general. Y aun cuando los beneficios no se presenten axiomáticos, como la percepción espacial que aporta el dibujo o la lógica que les proporciona aprender a jugar ajedrez, los beneficios están ahí y se manifiestan en la vida intelectual del pequeño.


 

Es de nosotros el deber de generar el cambio sobre la percepción de la enseñanza porque así pequeños, adolescentes y jóvenes verán la capacitación continua y el aprender como una forma de vida, una actividad natural que nada tiene que ver con ñoñerías o ser aburridos, sino con el hecho de que la vida es un resumen de enseñanzas, y que lejos de generarles bullying por parte de las personas, les proporcionará mayores competencias para su vida.


 

Dejar un comentario

*