Ciberbullying, una clase dentro de la educación sexual

Ciberbullying, una clase dentro de la educación sexual

Varios son los casos trágicos alrededor del mundo donde el ciberbullying ha sido determinante en el drama vivido por adolescentes víctimas de acoso sexual, difamación, o violación. Es un problema que hasta hace algunos años apenas era reconocido por las autoridades y que afortunadamente hoy genera leyes y acciones legales que protegen a las víctimas y condenan a los acosadores, aunque evidentemente aún hay mucho por hacer.

Casos como el de la adolescente Amanda Todd que hizo público su suicidio vía YouTube tras el  acoso de un cibernauta que se encargó de colocar en la web fotografías de la chica en toples y chantajearla por ello fue uno de los primeros casos de suicidio por bullying online. Rehtaeh Parsons, fue una adolescente canadiense víctima de violación por cuatro chicos, quienes se encargaron de difundir una foto del acto en la web y tras ser víctima de bullying, Parsons decidió quitarse la vida.

Por qué el ciberbullying nos interesa como maestros

Si bien es cierto la ética, valores y comportamientos sociales respetuosos deben enseñarse primeramente en casa por los padres y familiares, el problema del bullying, por presentarse dentro del entorno escolar es una dificultad que nos corresponde abordarla como maestros.

En el caso del ciberbullying estamos ante un proceso más delicado que no sólo se da en la escuela sino que sigue a los chicos a todo lugar hoy que el internet es parte de la comunicación diaria y al instante.

ciberbullying2

Por qué dentro de la educación sexual

Sortear problemas fuertes como insultos, bromas pesadas y buscar soluciones a la represión escolar, es parte de lo que forma el carácter de los chicos, es parte del proceso de crecimiento y maduración, pero cuando este se torna sexual, evidentemente estamos ante un problema mayor para el cual no están preparados.

La educación por parte de nosotros como educadores en estos casos puede ser determinante pues debemos asegurarnos que las “diversiones” que encuentran en la red no contemplen actos sexuales sin consenso, compartir aspectos de la vida sexual de alguien sin su consentimiento ni cualquier tipo de comportamiento ante la sexualidad que  humille a otra persona y sea nocivo.

Si bien es cierto se recomienda en todo momento y de forma común el esperar una edad madura para iniciar una vida sexual, como adultos y maestros, como padres y educadores en el hogar, estamos ante la realidad de que: los chicos empiezan su vida sexual cada día a más temprana edad, por lo que deben estar preparados por medio de la educación.

ciberbullyingEn el artículo “Inicio de vida sexual, uso de anticonceptivos y planificación familiar en mujeres adolescentes y adultas en México”, podemos encontrar datos que nos revelan el inicio de la vida sexual en mujeres en México en el 2012:

De las mujeres que al momento de la encuesta tenían entre 15 y 19 años, 31.2% reportó que había iniciado vida sexual. El 19.2% de las adolescentes de 16 años, 26.3% en las de 17 años, 45.7% en las de 18 años, mientras que 54.8% con 19 años de edad ya habían iniciado vida sexual al momento de la encuesta.

La vida sexual adolescente y la educación sexual se aborda en las escuelas para fomentar una sexualidad sana en los chicos (el 54.8% de ellas si tratamos con jóvenes de 19 años según la encuesta anterior), las prácticas de bullying no lo son.

Soluciones:

  • Informar a los alumnos sobre qué conductas son nocivas en la sexualidad
  • Orientarlos sobre los peligros de hacer ciberbullying para ellos y las víctimas
  • Fomentar la empatía y aceptación a la diversidad en grupo
  • Identificar los casos de peligro dentro de clase, no tomar a la ligera el bullying
  • Fomentar la comunicación con los padres

Son muchos los aspectos que hay por considerar en un problema tan grave que ha cobrado vidas por llevar a los chicos al suicidio, pero dentro del aula los valores y la educación son los que idealmente deben eliminar este tipo de problemas sociales hasta erradicarlos por medio de la educación.


 

Dejar un comentario

*