Alto al bullying, jugadores defienden a porrista Down

Alto al bullying, jugadores defienden a porrista Down

La semana pasada, la escuela secundaria Lincol Middle School, en Wisconsin, Estados Unidos, fue testigo de un acto contra el bullying que se ha vuelto famoso en las redes sociales, y es el caso de la porrista con Síndrome de Down, Desiree Andrews. Por sus capacidades motrices diferentes a las de sus compañeras porritas, Desiree bailaba con su propio ritmo y por ello, algunos chicos empezaron a burlarse de ella.

Antes de conocer mejor los hechos, conozcamos un poco de Desiree. Fue gracias al personaje de la serie Glee que Desiree se inspiró para ser porrista, ya que en el show uno de los personajes, Becky Jackson, interpretada por la actriz Down, Lauren Potter, representa a una chica con síndrome de Down que es porrista en su escuela y no acepta el bullying.

Pero a diferencia de Becky, Desiree sufrió de bullying cuando unos chicos de la audiencia empezaron a gritarle burlas mientras se llevaba a cabo un juego de Básquetbol que ella y sus compañeras porristas (quienes manifiestan quererla mucho) animaban. La agradable sorpresa fue que los jugadores del equipo de su escuela pararon de jugar y gritaron a los abusones: ¡no se metan con ella!, en señal de su desaprobación ante el bullying.

desireeminiaula

Por qué difundir el caso

Dentro de nuestras escuelas bien vale la pena difundir el caso porque nos ayuda a combatir de una forma positiva y real el bullying que existe en las escuelas, ese grave problema que ha cobrado incluso la vida de jovencitos y niños en todo el mundo.

Además por medio de este casa podemos informar sobre el síndrome de Down y cómo este no afecta la vida de las personas que lo viven, sino que ellas pueden tener una vida plena y exitosa como en el caso de Desiree, Lauren Potter y la también actriz en la serie American Horror Story, Jamie Brewer, quien el pasado febrero se convirtió en la primera modelo Down en el mundo en desfilar en la semana de la moda en New York.

Y bueno, una noticia como esta también nos anima a ver algo positivo en el mundo, y alienta a los adolescentes y niños a ser respetuosos con sus compañeros como lo hicieron los miembros de este equipo de básquetbol.

desireeminiaula2

Qué aprendemos del caso

Aprendemos que el bullying en ningún momento es un comportamiento social aceptable, sino todo lo contrario, ya que el respeto y la inclusión de todo individuo en las actividades que desee realizar debe fomentarse y no convertirlo en burla, mucho menos cuando este individuo es un joven adolescente con características diferentes dado un síndrome como el de Down.


Desiree es una jovencita muy afortunada al contar con este tipo de compañeros que la ayudan y apoyan al ser porrista y como esta, más historias contra el bullying deben surgir como resultado de una educación ejemplar a los jóvenes por parte de padres y maestros ¿no lo crees así?


 

Dejar un comentario

*