3 pasos simples para darle impulso a la lectura

3 pasos simples para darle impulso a la lectura

Se dice que los niños y adolescentes no leen, que pasan sus días en redes sociales, en páginas de videos o simplemente enfrascados en la web. Y la verdad es que así es, por lo menos en México el promedio de libros que se leen por año es de menos de 3, y entre 108 países encuestados sobre sus índices de lectura, México se encontró en el penúltimo lugar. En base a estos datos podemos expresar que: el mexicano promedio no lee.

¿Cómo impulsar la lectura en los niños y adolescentes hoy que las encuestas nos mandan cifras tan negativas?, con estos 3 simples pasos que puedes empezar a implementar hoy en día  para tus chicos.

  1. Hacer una media hora de lectura llena de comodidades

Dedicar media hora a la lectura a diario es una excelente idea, pero si además de libros se llena esa media hora del entorno delicioso que muchos lectores se forjan es mejor, ya que crea en los pequeños y jovencitos un ambiente grato al cual querrán unirse gustosamente cada día.

Galletas, té, café con leche, frutas o botanas, todo lo que esté dentro de la hora de la merienda lo podemos integrar a nuestra media hora de lectura. Un lugar cómodo y soleado dentro de casa o un sitio fresco en el verano también tornan la lectura más placentera.

Y si además seguimos un libro que les sea interesante a los chicos tenemos no solamente un impulso por la lectura sino una media hora familiar que seguro querrán convertir en una hora entera o una tarde.

lectura

  1. Proveerlos de una biblioteca en casa

Es sencillo pensar que los chicos no leen porque prefieren estar pegados a su celular o frente a la PC, pero la verdad es que si no tienen libros a la mano seguramente estos no podrán animarse a leer.

Crea una biblioteca en casa pero no solamente en libreros o lugares de estudio, sino procura dejar los libros a la mano de los chicos, como en la estancia, en su habitación y sí ¡incluso en el baño!, porque será más fácil que así dejen el celular y tomen un libro.

  1. Llevarlos a la biblioteca

La sección de chicos de la biblioteca es una sección que dista mucho de la forma en la que anuncios de televisión o películas la pintan, donde se refleja como un sitio pesado donde los niños sufren de aburrimiento.

Libros ilustrados, cuentacuentos y narradoras profesionales, color y juegos, todo eso existe en los sitios dedicados a los niños dentro de las bibliotecas y espacios de lectura, llevar a los chicos a que conozcan las bibliotecas y los espacios que tienen para ellos es una excelente manera de hacer que los niños amen la lectura.

Y para los adolescentes el animarlos a pasar una tarde en un café donde cuenten con una librería les anima a salir y conocer más chicos interesados en la lectura, además de hacerlos sentir maduros y en un ambiente cultural muy atractivo.


Pero en definitiva no hay mejor impulso que predicar con el ejemplo. Procura visitar también las bibliotecas si eres maestro, pasar una tarde de lectura en una cafetería si eres padre o simplemente leer con los niños en lugar de pasar esa media hora en las redes sociales, la lectura es tan hermosa que seguro lo disfrutas a montones.


 

 

Dejar un comentario

*